Aerolíneas

La Aerolínea SAS pone rumbo al modelo de bajo coste

SAS-Aircraft-on-ground

El mercado aéreo obliga a SAS a acercarse al modelo low cost (LCC)

La situación de la aerolínea escandinava se está viendo afectada en sus resultados por dos motivos principales. De un lado la depreciación de la corona sueca, y de otro el alto coste que esta soportando la aerolínea por el mantenimiento técnico de sus aeronaves debido a las devoluciones de aviones que ha tenido arrendados que ha generado un aumento en los costes, toda vez que el mantenimiento es realizado por socios externos, según ha confirmado el Vicepresidente de SAS, Sr. Göran Jansson, quien prevé que estos costes sigan en un nivel alto en 2017.

La industria aérea se está caracterizando por constantes cambios a medida que aumenta de demanda de viajes aéreos de ocio y es aquí, donde los márgenes de las aerolíneas son mas bajos y la sensibilidad en las subidas de precios mas alta, por lo que el modelo requiere de costes inferiores para aprovechar esa competitividad que sin duda será mayor generando un crecimiento de mercado.


Sin duda esta situación solo es aprovechable reduciendo los costes y en esta situación la aerolínea SAS debe emprender acciones para poder ser parte en condiciones iguales o similares para aprovechar ese crecimiento dentro de un mercado con una competencia cada vez mayor.

La aerolínea SAS debe seguir afrontando una modificación en su modelo para poder impulsar el crecimiento del mercado en sus rutas cortas, fomentar las rutas de ocio europeas y las de largo radio, pero para ello debe seguir buscando una  reducción de costes para estar en igualdad de condiciones que sus competidores, bien sea con una flota de aviones homogénea, que redundará en un ahorro de costes de mantenimiento y explotación, así como con acuerdos estratégicos con otros socios que aporten un mayor grado de eficiencia en servicios de tierra y operaciones de vuelo.

En este punto es donde SAS está buscando otro pilar de lo que supondría parte de ese cambio estructural con la implementación de un modelo LCC, por lo que la compañía está barajando seguir los pasos de su competidora Norwegian y obtener un Certificado de Operador Aéreo (OAC) en Irlanda, a fin de matricular aviones en Irlanda, además de obtener unas condiciones laborales muy diferentes a las existentes en Dinamarca, Suecia o Noruega en donde está actualmente establecida, pues SAS cuenta con su hub y centro de operaciones en el Aeropuerto de Copenhague, mientras que su sede administrativa está en Noruega.

Si bien el planteamiento sería el de operar como los cost (LCC) en Reino Unido, y en concreto desde Londres como parece será finalmente, también se está estudiando la opción de establecerse en un Aeropuerto de España, aunque a la fecha se desconoce cual sería para el caso de llevar a cabo este giro en su modelo actual. No obstante pudiera estar todo concretado antes de final de este año.

Mientras, disfrutaremos de las nuevas 15 rutas que lanzará para verano y un esperado nuevo enfoque en su próximo 71 aniversario.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies