Aviones regionales

El fabricante de aviones Bombardier recibe una nueva ayuda estatal

Bombardier aviones serie C

Bombardier y su división de aviones en manos del Estado.

A un total de unos 285 millones de dólares asciende la inyección de capital que el gobierno de Canadá aportara al fabricante de aviones Bombardier.

La situación económica del fabricante se ha visto afectada últimamente a causa del programa del avión de negocios Global 7000 que en principio debe entrar en servicio el próximo año, así como en el programa del avión comercial de pasajeros de la serie C, proyectos que han sufrido una serie de contratiempos motivados por una demora en los plazos previstos, así como unos sobrecostes inicialmente no previstos.

La aportación financiera por parte del estado tendrá una duración de cuatro años y principalmente garantizará el mantenimiento de puestos de trabajo, el progreso en los proyectos y garantizar en cierta medida la competitividad del fabricante, sin que haya trascendido el plazo que Bombardier tendrá para la devolución de las cantidades aportadas.

Esta ayuda estatal no solo afecta al propio fabricante Bombardier, ya que, de hecho, se estima que serán varios centenares de empresas anexas las que se beneficien de una forma u otra, algo que sin duda afecta a unos 18.000 trabajadores que en la industria auxiliar dependen de Bombardier.

Lo cierto es que la situación de falta de caja a la que se ha visto sumida Bombardier, ha hecho que el estado pase a controlar en gran medida al fabricante, llegando a controlar desde el año pasado el 49,5% del proyecto de la serie C.

Un apoyo estatal que convierte sencillamente al nuevo modelo en un avión semi-estatal y una necesidad de activo circulante, que también llevó a Bombardier a vender una participación del 30% de su división ferroviaria a un fondo inversor.

Una situación seguida muy de cerca por el gobierno de Brasil y que ya el año pasado empezó a tomar iniciativas legales, pues es notorio que estas ayudas, que Brasil calcula su monto total en 5.400 millones de dólares, lo que supone un prejuicio directo a su fabricante Embraer algo que sitúa a Bombardier en unas condiciones especialmente ventajosas frente a otros fabricantes.

Seguirán por tanto las contiendas legales en las que Brasil defienda los intereses de su fabricante, algo que se arrastra desde hace 15 años, cuando en el año 2002 la OMC resolvió a favor de Brasil confirmando la existencia de subsidios a favor de Bombardier.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies