Aviones Industria Aeronáutica y Aeroespacial

Boeing y ELG Carbon Fiber juntos en el reciclado de material compuesto

Boeing y ELG Carbon Fiber juntos en el reciclado de material compuesto

Boeing  y ELG Carbon Fiber se asocian para el reciclado del exceso de material compuesto de grado aeroespacial, que será utilizado por otras compañías para fabricar productos como accesorios electrónicos y equipos automotrices.

El acuerdo entre Boieng y ELG Carbon Fiber es el primero de su tipo para la industria aeroespacial, permitirá dar salida al exceso de fibra de carbono de los 11 sitios de fabricación de aviones Boeing, reduciendo los desechos sólidos en casi 500 toneladas.


El material reforzado con fibra de carbono es extremadamente fuerte y liviano, lo que lo hace atractivo para una variedad de usos, incluso en la construcción de gran parte del Boeing 787 Dreamliner y el nuevo avión 777X.

Ala material compuesto Boeing 777X

Alas del nuevo avión de Boeing, el 777X

Boeing, como el mayor consumidor de compuestos de grado aeroespacial de sus programas de aviones comerciales y de defensa, ha estado trabajando durante varios años para crear una industria de reutilización de fibra de carbono que resulte económicamente viable.

La mejora de los métodos de producción para minimizar los excesos de material y el desarrollo de un modelo de recogida del material de desecho ha sido una prioridad para ELG Carbon Fiber que en su sede de Reino Unido y desarrolló un modelo para recolectar y reciclar materiales compuestos ya curados para que no tengan que ser desechados.

Para demostrar que el método de reciclaje se puede aplicar a gran escala, Boeing y ELG llevaron a cabo un proyecto piloto en el que reciclaron el material sobrante en el Centro de Ala Compuesta de Boeing en Everett, Washington, donde se hacen las enormes alas para el avión 777X.

Boeing y ELG Carbon Fiber juntos en el reciclado de material compuesto fibras

ELG puso el exceso de materiales a través del tratamiento en un horno, que vaporiza la resina que mantiene las capas de fibra de carbono juntas y deja material limpio.

En el transcurso de 18 meses, las empresas ahorraron una cifra cercana a las 680 toneladas  de fibra de carbono, que se limpió y vendió a empresas de la electrónica y dedicadas a transporte terrestre.

“La seguridad del suministro es extremadamente importante cuando se considera el uso de estos materiales en proyectos automotrices y electrónicos a largo plazo”, dijo Frazer Barnes, director general de ELG Carbon Fiber. “Este acuerdo nos brinda la capacidad de brindar esa garantía, lo que le da a nuestros clientes la confianza para utilizar materiales reciclados”.

Basándose en el éxito del proyecto piloto, Boeing  afirma dice que el nuevo acuerdo permitirá reutilizar la mayoría del material compuesto en exceso de sus 11 sitios, lo que respaldará el objetivo de la compañía en la reducción de residuos sólidos que acaban en los vertederos en un 20 por ciento para 2025.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies