Aviones Jet privado

Bombardier Challenger 600

Bombardier Challenger 600 cop Alksandr Markin

Bombardier Challenger 600, conocido también como CL-600 Challenger, se integra en los jets de negocios business de tamaño medio fabricado por Bombardier Aerospace, realizando su primer vuelo en noviembre de 1978.

Inicialmente este jet privado diseñado por Bill Lear en 1976 se le conocía como LearStar 600, hasta que los derechos para la fabricación de los jets fueran vendidos a Canadair que lo rebautizó como CL-600 Challenger y que posteriormente fue comprada por Bombardier.

El jet Challenger 600 ha mantenido tanto usos militares como civiles y cuenta con una capacidad para albergar hasta 19 pasajeros junto a una tripulación doble, si bien los aviones existentes mantienen unas configuraciones de entre ocho y 12 pasajeros.

En los primeros tiempos del Bombardier Challenger 600 era conocido como LearStar 600 y estaba motorizado como motores Avco Lycoming ALF 502 ofreciendo un empuje de 7.500 lbs por motor y un alcance final de 4.815 km, frente a la previsión de inicial de que sería capaz de cubrir distancias de más de 7.000 kilómetros.

La longitud del Bombardier Challenger 600 es de 20,9 metros con una envergadura de 19,6 m y una altura de 6,3 metros. Su peso en vacío supera las nueve toneladas y el peso máximo de despegue MTOW es de 19.550 kg. Una versión modificada del mismo, el Bombardier Challenger 601, pasaría a estar impulsado por dos motores turbofan de General Electric CF34-A que ofrecen un empuje de 9,150 lb. cada uno.

Desarrollos posteriores dieron lugar a distintos aviones como la versión CL-604 con una renovación de motores más avanzados, el Challenger 605 con cambios estructurales e instrumentación Rockwell Collins Proline 21 y el Challenger 650 con una nueva cabina interior y aumento del empuje en despegues.

Bombardier Challenger 604 Alec Wilson

Challenger 604 Fotografía Alec Wilson

Su alcance máximo se sitúa en los 6,236 km a una velocidad de crucero de 851 km/h y una altitud de vuelo máxima de 12.500 metros.

Su cabina de vuelo se equipó con ADIs y HSIs electromecánicas analógicas con el sistema de vuelo Sprerry SPZ-600 y el piloto de vuelos SPZ-650, al que se acompañaba un ordenador analógico para procesar los datos y un radar meteorológico Primus 400, pues en las fechas de fabricación no estaba el EFIS disponible.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies