Aeroestructuras Industria Aeronáutica

Carbures nueva fábrica aeronáutica en Getafe

Carbures componentes Airbus A350

Carbures Aerospace & Defense se prepara para la construcción de una nueva fábrica en Getafe, Madrid, que estará situada junto a la sede de Airbus.

Las nuevas instalaciones de la compañía Carbures en Getafe, Madrid, estarán en funcionamiento en 2019 y dispondrán de una planta de 11.000 metros cuadrados, sobre una parcela de 17.000 m² sustituyendo la actual factoría de Illescas que cuenta con una superficie cercana a los 4.600 m², la cual en la actualidad se encuentra a pleno rendimiento y necesita ser reemplazada a medio plazo para cubrir la demanda en la fabricación que se ve aumentada con el acuerdo con SABCA.

Solamente durante 2016 de la planta de Illescas salieron un total de 36.367 piezas del total de los casi 47.000 componentes producidos por la empresa Carbures.

La decisión adoptada por Carbures reforzará su posicionamiento industrial, duplicando su capacidad de producción a la vez que supondrá una mayor eficiencia de cara a costes operativos y de producción, con la incorporación de la última tecnología existente para la fabricación lineal de componentes de avión realizadas con materiales compuestos, desde las fases de la propia ingeniería de las piezas, moldeo, curado de las piezas de composite con un tres autoclaves, hornos, de diferente tamaño, esmaltado, acabado y montaje.

Solo la sala de pintura en la nueva planta de Getafe, Madrid, contará con un área dedicada de 576 m² junto a una sala de ensamblaje de estructuras de 795 metros cuadrados.

Beneficios del uso de materiales compuestos, composites

La utilización de materiales compuestos composites por parte de las empresas ligadas al sector aeronáutico obedece a la resistencia que estos ofrecen, un mantenimiento inferior y su bajo peso, traduciéndose en ahorros operacionales significativos para las compañías aéreas, frente a los metales que se han usado tradicionalmente en la aviación.

La utilización de estos, permiten la reducción del peso de los aviones, de forma que cada kilogramo que se elimina del peso total supone un ahorro de 1.500 litros de combustible al año, por lo que solo en 15 años la utilización de este material se ha incrementado en más de un 400%, alcanzando cifras medias del 50% por avión.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies