Emirates

Emirates refuerza sus protocolos por urgencias médicas a bordo

Emirates invierte para afrontar las contingencias médicas a bordo.

Los incrementos constantes de vuelos han traído también consigo el aumento de las urgencias médicas que se producen a bordo.

La mayor compañía de operaciones de vuelos internacionales ha dado los resultados del último año 2016, en donde del total de las 1.940 salidas que efectuó, tuvo incidencias médicas en vuelo que obligó al cambio de su ruta en 60 ocasiones para una debida atención de la contingencia medica generada a bordo.

Esto supone una media de una incidencia médica por cada 32,93 vuelos, de las cuales muchas de ellas trascienden a los medios de comunicación.

Hasta ahí todos, en alguna ocasión, habremos tenido conocimiento de alguna, personalmente o por un medio u otro, situaciones que por regla general suelen acabar con una atención a tiempo.

Ante una contingencia de este tipo se determina la gravedad de la misma y en muchas de las ocasiones, en torno a un 50% de las mismas, son atendidas por pasajeros médicos, pero hay ocasiones en que la gravedad de la situación, requiere decisiones que conllevan el desvío de la aeronave de su ruta para que la asistencia médica actúe.

Las causas más comunes en las que un pasajero suele requerir una atención médica vienen relacionadas con síntomas respiratorios, síncopes o problemas gastro intestinales y en muy pocas ocasiones acaban determinando el cambio de ruta para que se produzca una intervención médica en tierra. Se estima que solo una cuarta parte de los pasajeros que pueden verse afectados por esta sintomatología precisas una atención médica posterior en forma de evacuación.

Sin embargo, existen otras causas que acaban con una hospitalización del pasajero cuando esa contingencia médica reviste de mayor gravedad como en síntomas cardiacos, ictus u otros problemas respiratorios.

Llegado el supuesto en que el avión tenga que desviarse a fin de aterrizar y facilitar la oportuna asistencia médica, existe una parte que pasa desapercibida generalmente como son los costes que con ello se derivan y que afectan a combustible, catering a bordo, los costes de handling que se generan, los de navegación aérea, los costes por reubicación de los pasajeros en otros vuelos, las conexiones que se hubieran perdido por la contingencia y otra serie de costes para la atención de pasajeros y tripulación.

Un coste que para la aerolínea Emirates alcanza entre 50.000 dólares hasta poder superar los 600.000 dólares, por desvío motivado por una urgencia médica.

Unos costes que pasan a un segundo plano, pues como afirma el Vicepresidente Ejecutivo y Director de Operaciones de Emirates, Adel Al Redha, el bienestar del cliente es la prioridad número uno para la compañía.

Ciertamente cada compañía actuará de una forma u otra a falta de una regulación internacional al respecto y en función del nivel de calidad que por la aerolínea se preste al pasajero.

Formación para una rápida actuación.

Conscientes de estas posibles situaciones, Emirates invirtió durante el 2016, 23.000 horas en formación médica para sus equipos de tripulación y pilotos, de forma que garantice su preparación para afrontar estas incidencias a bordo, conforme exige la Autoridad de Aviación Civil de los Emiratos Árabes Unidos y sin que esta formación se limite a lo estipulado reglamentariamente, toda vez que dicha formación es constantemente ampliada mediante un programa de formación continuada, en la que se incluyen cursos específicos en el uso y manejo de aparatos médicos a bordo.

Una formación amplia que abarca múltiples campos, desde el soporte vital básico (RCP), enfermedades cardíacas, traumas, asistencia al parto, patologías respiratorias y otros.

De esta forma, cuando el tiempo es vital, la compañía contará con una actuación rápida por parte del conjunto del personal de Emirates.

La formación se complementa con equipos médicos instalados en los aviones en los que Emirates ha invertido más de 7 millones de dólares y que generan un coste anual por mantenimiento de 1,7 millones de dólares.

Todo un despliegue tecnológico que abarca desde botellas de oxígeno, reanimadores, desfibriladores, equipos de telemedicina, equipos de asesoramiento médico vía satélite que permite la conexión de la tripulación con asesores médicos especializados en aviación para evaluar la situación del pasajero en tiempo real.

Aun cuando la mayoría de las incidencias que se producen en vuelo acaban con la estabilización del pasajero a bordo, bien sea por pasajeros con capacitación médica abordo o por la formación recibida por la tripulación, se producen una media de 20 llamadas a los servicios médicos de cada 100.000 pasajeros transportados.

Una serie de protocolos que se fijan y se llevan a la práctica de forma conjunta entre especialistas médicos en aviación, planificadores de vuelo y controladores de operaciones de Emirates quienes en conjunto determinan la gravedad de la situación para, llegado el caso, aconsejar el cambio de ruta que no será aleatorio, sino en función del lugar donde el pasajero pueda recibir sin demora y con los medios necesarios la atención médica requerida, un lugar donde los costes médicos pueden resultar elevados para el pasajero, por lo que siempre es conveniente contar con un seguro médico que también afronte la contingencia que pudiera darse.

 

 

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies