Aviones Industria Aeronáutica y Aeroespacial

Simuladores de vuelo Airbus en el STC Single Test Centre

Simulador de vuelo Airbus A350

Los simuladores de vuelo del Centro de Pruebas de Airbus, STC, (Single Test Centre), se mantienen funcionamiento durante, al menos, 11 horas diarias. Es en el campus de Saint-Martin en Toulouse, Francia, se alojan los simuladores de todos los aviones comerciales de Airbus, desde los modelos en desarrollo que aun no han volado, pasando por todos y cada uno de los modelos en servicio, hasta los de los aviones Airbus que ya no se fabrican.

Algunos de los diez simuladores situados en el edificio M24 están dedicados a una sola familia de aviones, como el Airbus A350 XWB, mientras que otros pueden ser configurados para diferentes variantes entre familias.


Simulador de vuelo del Airbus A350 en Toulouse

Simulador de vuelo del Airbus A350 en Toulouse

Cada simulador ha sido fabricado por el personal de Airbus, siendo el más antiguo, el que se fabricó para el avión A300/A310 que cuenta con más de 40 años.

A diferencia de los simuladores que son utilizados en los centros de formación de Airbus de todo el mundo, que cuentan con los últimos sistemas certificados para una aeronave determinada y que son utilizados por los pilotos de las aerolíneas para familiarizarse con un tipo de avión, gran parte de los usuarios de los simuladores del Centro de Pruebas de Airbus, STC (Single Test Centre), suelen ser los propios ingenieros de Airbus los que se encargan de validar los nuevos sistemas y actualizar los existentes.

Estos ingenieros también realizan pruebas de factor humano, observando la reacción de las tripulaciones de vuelo ante diversas alarmas y pantallas.

Simuladores de vuelo cruciales para asegurar los vuelos

Antes del primer vuelo de un avión de pasajeros, los simuladores de vuelo del STC permiten a los ingenieros de Airbus evaluar de forma segura las maniobras y los posibles escenarios que resultarían altamente peligrosos para llevar a cabo en un vuelo real. También permiten a las tripulaciones de vuelo de prueba familiarizarse con el funcionamiento de un nuevo avión y sus sistemas durante la campaña de vuelo de prueba real.

Además, la Agencia Europea de Seguridad Aérea (AESA) y la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA) han autorizado la certificación por Airbus de determinados sistemas de aviones utilizando estos simuladores de alta tecnología.

Los ingenieros pueden personalizar los simuladores para que muestren pistas de despegue y aterrizaje de diferentes longitudes y elevaciones para probar el rendimiento de la aeronave en escenarios específicos que pueden incluir condiciones meteorológicas simuladas como nieve, niebla, lluvia, viento y turbulencia.

Mientras que una simulación de un vuelo habitual realizado en un simulador tiene una duración media de dos horas y media, es posible realizar vuelos de 72 horas en varias etapas que pueden llegar a generar hasta 100 gigabytes de datos.

Simuladores conectados a un Iron Bird

Mientras que las instalaciones del STC de Airbus y de los centros de formación de todo el mundo cuentan con cabinas de pilotaje simuladas, alimentadas por ordenadores que utilizan software de aviónica del mundo real, sólo los simuladores STC pueden conectarse a sistemas de trabajo reales en un Iron Bird basado en tierra.

El Iron Bird o “pájaro de hierro” es una estructura que mantiene una forma esquelética del avión en la que los principales componentes de trabajo, como los componentes hidráulicos y los de control de vuelo, se instalan en las ubicaciones en que se encontrarán en el fuselaje real para realizar las primeras pruebas estáticas.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies